loader image

Ruido en el Enjambre

Capítulo 4

Capítulo 4

Llego al mismo parque,me siento y dejo salir toda la mierda acumulada en mi mente y mi pecho.
Lloro hasta que siento que mis ojos se prenderan en llamas.

Decido regresar,no tengo ni idea de que horas son…todo está totalmente oscuro.
Llego y solo la luz de la sala está encendida.
Toco y Marcos abre la puerta.
No me dice nada,solo me abraza y llora desconsolado.

Termino llorando con él.
No decimos nada,pues creo que sí hablamos,terminaremos ofendiendonos nuevamente.
Nos vamos cada uno a nuestra habitación.

Al día siguiente muy temprano,tocan la puerta.
Me levanto a abrir y una tipa que nunca había visto me dice… tú eres Mariana?

La veo de pie a cabeza y sin responder a su pregunta le digo…
Y tú quién eres?

Soy la mujer de Marcos me dice

Suelto una fuerte carcajada y le digo…qué mal gusto se le pegó y le cierro la puerta en la cara.
Vuelve a tocar y me dice que Marcos me está esperando en el comedor.

La ignoro y vuelvo a la cama.

Al rato vuelven a tocar la puerta.
Me levanto muy enojada y desde la cama grito…
Qué putas quieren???

Mariana soy Marcos,abre la puerta!!
Qué quieres Marcos?

Dijiste que querías formar parte de esto,pues bien,date prisa,hace ratos te mandé a buscar.

Pues dile a tu horrible mujer que sepa dar los recados Marcos.
Esa idiota vino a presumir que es tu mujer y nada más,le digo cerrando la puerta en su cara.

Me tomo mi tiempo,me baño,me visto muy cómoda,tomo mi arma,esto ya se hizo costumbre,no puedo salir sin ella en mi cintura.
Llego al comedor y hay varios tipos reunidos ahí.
Me miran como bicho raro.
Saludo y la horrible mujer de Marcos me dice…
Vaya,hasta que te dignas en aparecer.

Marcos la fulmina con la mirada y antes que yo diga algo me toma del brazo y me dice…. tranquila Mariana,todo está bien.

Marcos sabe que me he vuelto una puta amargada y resentida,así que hace lo posible de no enojarme.
Pero eso,la pendeja de su mujer no lo sabe.

Me presenta con los hombres ahí reunidos y empiezan a hablar de la ofensiva nacional que piensan hacer en una semana.
Los escucho muy atentamente.

Uno de los hombres,se pone de pie y le dice a Marcos,oye y ella crees y tenga suficiente experiencia para poder realizar este trabajo?
Marcos sonríe,me toma de la mano y responde… ésta mujer ya le perdió el respeto al miedo.
Créeme que si de valor hablamos,aquí lo estás viendo.

El más joven de los que están ahí,no ha dejado de verme desde que llegué.
Nelson se llama,es un tipo muy joven y atractivo.
Pero hasta ahí,mi interés por los hombres es únicamente asesinarlos.
No creo poder ver a un hombre de otra manera nunca.

La mujer de Marcos,Vanesa se llama la flaca tostada esa,dice que necesitan a alguien con huevos para entrar al destacamento central.
La veo y con una sonrisa sarcástica le digo… tú no tienes?
Porque si tú no te atreves yo lo haré.

Marcos no puede evitar sonreír.
Piensenlo les digo y me retiro a la cocina,ya que muero de hambre.

Estoy preparando un café, cuando entra Nelson.

Me sonríe y me dice…en serio te atreves a entrar al destacamento?

Tú que crees?
Le digo viéndolo con desdén…
Levanta sus manos y dice.. caramba mujer,baja la guardia,no todos
Qué quieres entonces Nelson,así te llamás verdad?

Si,así me llamo.
Solo platicar contigo,me asombra lo decidida que estás al querer entrar al destacamento.

Ya no tengo nada que perder Nelson, ésta maldita guerra me quitó a mi madre,mis hermanos,mi dignidad y mi orgullo,hasta 5 hijos que han estuvieron dentro de mi si desearlos,hasta eso me arrebató está puta vida.
Tú crees que debería tener miedo?
Esto no es vivir Nelson,esto es un maldito infierno del que ya no puedo salir y se que solo será muerta,así que….que más da,tarde o temprano,esa es mi única salida.

Nelson….
Mariana es una chica muy hermosa, pero en sus ojos solo hay una profunda tristeza,a veces rabia y odio.
La mayoría de los que la conocen la respetan y le tienen miedo.
La han dañado tanto que es comprensible que sea así.
Me he dado cuenta que me gusta mucho, pero siendo como es,no me atrevo a decirle nada.
Es una niña muy lastimada.

Hey!!
Dónde andas?
Me saca de mis pensamientos al sonar su mano contra la mesa.

Le sonrío y le digo que pienso en mi mamá,que hace mucho tiempo no la veo.

Quieres un café?

Claro que si,le digo.

Hablamos un buen rato,hasta que se entra Vanesa a la cocina.
Al verla,Mariana levanta las tazas,las lava y se dispone a salir cuando Vanesa le dice,me puedes servir un café?
Mariana la ve y sonríe…tengo cara de sirvienta? le pregunta.
Vanesa muy altivamente se pone de pie y le dice….
Te recuerdo mugrosa que aquí la mujer de Marcos soy yo y puedo dar órdenes a quien yo quiera!

Mariana se enfurece,la toma por el cuello y la arrincona contra la pared,pone su arma en el estómago de Vanesa y le dice… tú puedes ser la puta de turno de Marcos, pero yo soy su hija y me vuelves a hablar de esa manera y te juro que Marcos queda viudo nuevamente pendeja!!!.
A Vanesa se le quieren salir los ojos.
Mariana la suelta y sale dando un portazo.

Voy tras ella y trato de calmarla.
Nos sentamos en el patio trasero y sin pensarlo la abrazo, está temblando.
Intenta soltarse, pero la abrazo más fuerte,hasta que corresponde a mi abrazo y empieza a llorar.

La sostengo así varios minutos,hasta que siento que se ha calmado un poco.

Está apoyada sobre mi pecho
Paso mi mano sobre su cabeza,su cabello negro huele delicioso.

Al cabo de un rato,se separa de mi,me ve y me da las gracias.
Nunca me habían abrazado así,me dice

Nos llaman de nuevo y volvemos al comedor a seguir con los planea.

Mariana…
Esta estúpida de Vanesa cree que por ser la mujer de Marcos me va a dar órdenes!
A la única que obedecí sin reclamo fue a mamá.

Nelson es un chico guapo,me sentí tan bien cuando me abrazó fuerte

Por primera vez me sentí segura en los brazos de un hombre.

Estamos ultimando detalles de la ofensiva nacional, cuando llaman a Marcos.

Se pone furioso y da un puñetazo contra la pared,sus nudillos empiezan a sangrar.

Corta la llamada y dice que debemos salir inmediatamente

Nos subimos a una panel,tomo mi fusil,que hace mucho no lo uso.
Nelson se sube a mi lado.
Marcos adonde vamos,le pregunto

Hay una cuadrilla de los nuestros haciendo matasón en una comunidad del otro pueblo dice.
Me hierve la sangre al escucharlo

Llegamos y nos quedamos un poco retirados de lugar,se escuchan disparos esporádicos.

Caminamos ocultos entre la vegetación,pues no sabemos cuántos hombres hay ahí.

Al estar muy cerca, podemos escuchar el llanto desesperado de niños y mujeres.
Nos asomamos y vemos que tienen a varios hombres de rodillas en el patio de una casita

Unos están sangrando muy golpeados.
De repente,sale un tipo con un bebé,lo trae del cuello,lo lanza hacia arriba y descarga su arma en el pequeño cuerpecito que cae sin vida al piso.
Al ver eso no me contengo y dejo ir un certero disparo a su cabeza
Mi arma tiene silenciador,así que nadie escucha de donde le disparan.
Intentan huir, pero ya todos hemos rodeado la comunidad

Estoy con mi furia a flor de piel.
Uno a uno los van llevando al patio,entro a una de las casas y encuentro varios cuerpos de hombres tirados,niños atravesados con estacas de madera.
Hay unas mujeres inconcientes y violadas.
En otra casa,se escucha el llanto de niños

Llegamos y hay una niña cómo de unos 12 años, sosteniendo a su hermanito en brazos que tampoco para de llorar.
Me acerco y ella se aterra al tenerme cerca.
Trato de calmarla, diciendo que no le haré daño alguno.
Le digo que debemos salir de ahí,al ponerse de pie,la sangre escurre por sus delgadas piernas.
Estoy como el mismo diablo en ese momento.
La tomo con cuidado,le doy el bebé a Nelson y le digo que los saque de ahí.
Al pasar frente a los malditos que están en el patio,le pregunto a la niña quien la violó,con ojos aterrados señala a dos.
Sacala de aquí le digo a Nelson.

Sin pensar tanto pego un balazo en la cabeza de cada uno.
Los demás me ven con horror.
Marcos me dice que debemos salir de ahí,pues el ejército puede llegar en cualquier momento.
Las personas que están vivas son llevadas a la panel,hay varios muy mal heridos.

Marcos,que harás con estos perros le digo.

Hazte cargo me dice…
Qué lujo!!!
Los amarramos fuertemente a los árboles de los alrededores,les disparo en los lugares donde se que se desangran poco a poco.
Regamos restos de comida junto a todos ellos y sabemos que el resto,los animales de la montaña lo terminarán.

Nos retiramos y uno de ellos empieza a gritar pidiendo ayuda,me enfurezco y una de las manos que han cortado a los hombres que han matado ellos mismos,la introduzco en su boca,hasta el fondo… sé qué rápido se ahogará.
Quisiera quedarme a ver ese espectáculo, pero hay que llevar a atender a lo

Llegamos a la casa,bajan a los heridos y ya están ahí algunos de los médicos que llegaban a la casa de la montaña.

La niña de 12 años,no quiere soltar a su hermanito,le digo que yo lo cuidaré.
Se la llevan y me veo en ella.
El niño se ha dormido,me imagino que de tanto llorar.

Busco algo para poder darle de comer y asearlo.
Recuerdo que lo hacía con mi hermanito.

Nelson no se separa de mí,y ya que anda de pegajoso,lo pongo a hervir agua y a pelar unas papas para hacerle un puré al bebé.
De buena gana lo hace.

Al caer la noche,estamos muy cansados pero debemos seguir con los planes,pues los días avanzan y cada vez corremos más riesgo de que nos atrapen.

Le llevan a Marcos un mapa del destacamento,me lo muestra y vemos por donde sería más fácil entrar y salir.
Lo que Marcos no sabe,es que yo trataré de nos salir.
Me da igual morir ahí o morir afuera.

Llegamos planeando todo hasta casi las 4 de la mañana.
Estoy que caigo del sueño y me voy al cuarto.
Nelson se me acerca y me dice…
Mariana no lo hagas,si te descubren te matarán.
Hago como si no lo escuché y sigo caminando.

Qué sentido tiene vivir así?
No tengo familia,más que a Marcos al que desconozco totalmente.
Está obsesionado con su maldita lucha liberadora,que se olvidó de nosotros desde hace mucho tiempo.
Al ser tan cobarde y no tener valor para suicidarme,pues se los pondré muy fácil a quien sea que quiera hacerlo.

Me despiertan unos toques en la puerta.
Mariana, Mariana…es la voz de Nelson.

Me levanto adormilada,le abro la puerta y con cara de zombie le pregunto…¿Qué rayos quieres Nelson,tengo mucho sueño.

Mariana son las tres de la tarde.
Debes comer algo me dice.
Ven…toma mi mano y me lleva a la cocina.
Te preparé esto dice.
Es una rica sopa y huele delicioso.
Lo veo,le sonrío y le digo que ya regreso.
Me voy al cuarto,me doy un baño,me cambio y regreso a la cocina.
Ya tiene servida la sopa y un rico jugo de naranja.

Me cuenta que temprano se llevaron a todos los heridos.
La niña preguntó por mí y me dejó dicho que muchas gracias.

Tu papá se fue hace rato,dijo que al volver hablaría contigo.

Termino de comer y limpio la cocina.
Me voy a ver nuevamente el mapa y Nelson se me acerca…me ve con tristeza y me insiste…Mariana no lo hagas,por favor no lo hagas
Qué rayos te pasa Nelson?
Qué te importa lo que yo haga o deje de hacer!!
Eres desesperante!!!

Mariana,no quiero que lo hagas por que estoy enamorado de ti.

😳😳 Estás loco Nelson,esas son pendejadas.
Esa mierda del amor no existe,sácalo de tu cabeza

Mariana,llevo días tratando de decírtelo.
Al darme cuenta lo que vas a hacer me ha invadido el miedo de pensar que algo malo te suceda.

Algo malo,algo malo Nelson??
Tú piensas que a mí no me ha pasado nada malo!!??
Qué poco conoces mi historia entonces.

No Mariana,te equivocas, sé todo de ti,desde que asesinaron a tu madre,hasta el momento en que fui en la ambulancia a recogerte.
Estuve contigo en la casa de la montaña vi con que frialdad mataste a Arturo cuando violó a la señora en el río.
Siempre he estado a tu lado, pero jamás me has notado.
Si te digo que no lo hagas es porque tengo miedo perderte,tengo miedo no verte más.
Aunque no seas nada mío,no quiero que te maten.
Prefiero ir yo,ya memoricé ese mapa.

Me deja sin palabras oír ésta ridícula confesión,así que lo dejo ahí solo y me voy hacia el patio de atrás.

Los recuerdos de mamá y mis hermanos golpean más seguido

Nelson se acerca …estás bien? pregunta

Claro le digo.

Mariana no te enojes conmigo.
Mira,si quieres ir tú,hazlo… pero déjame acompañarte quieres?

Le sonrío y le digo que si Marcos está de acuerdo,está bien.

Puedo darte un abrazo?

Claro baboso le digo.
Me abraza tan fuerte,me gusta esa protección que me transmite.
De repente,toma .i rostro en sus manos y me besa.
Qué bien se siente.
Increíble!! Es mi primer beso…le correspondo,pues me gusta mucho.

Nos separamos al oír que alguien llega.
Es Marcos acompañado de la tostada de Vanesa.

Hola muchachos nos dice..
Ayuden a descargar la camioneta por favor.

Empezamos a bajar muchas cajas de municiones.
Chalecos antibalas y muchos uniformes.

Esto se pondrá bueno le digo a Nelson.

Recuerda que voy contigo me dice.
Le sonrío y por primera vez en mi vida,no me siento tan sola.
Hoy es el día que se llevará a cabo la ofensiva final.
Me he aprendido de memoria el mapa del destacamento central.
Si todo resulta según lo planeado,para mañana a esta hora se habrá ganado ésta guerra sin sentido.
Hoy ya no quiero quedarme ahí a morir.
Nelson me ha demostrado que aún hay alguien por quién vivir.

Nos empezamos a preparar,los compañeros que servirán de señuelo iniciando un pequeño ataque ya están listos.
Nelson y yo nos dirigimos al lugar indicado detrás de una garita.

Al sonido del tercer disparo debemos entrar como si fuéramos dos militares del destacamento.

Uno,dos,tres!!!
Usando gorros pasamontañas nos infiltramos en el destacamento, hacienda creer que también estamos alarmados por el ataque.
Es muy sencillo,pues todo adentro es un caos.
Todos buscan lugares estratégicos de resguardo.
Me dirijo a la bodega,pues debo colocar explosivos ahí para que al detonar todo quede destruido.

Nelson avanza hacia la entrada principal para asegurarse que nadie venga y nos encuentre ahí.
Logro mi objetivo, pero al salir,tres soldados nos ven y reconocen que no somos de ellos.
Me regreso a toda prisa hasta la bodega.
La balacera afuera es espantosa!!
No hay hacia donde escapar,así que hago lo único que se viene a mi mente.
Tomo una granada en cada mano y salgo hacia ellos, Nelson está muy golpeado,entre dos le siguen dando patadas.
Al verme me encañonan,les muestro mis manos y les digo que disparen,total moriremos juntos les digo.
Se quedan asustados,se nota que son reclutas!
A duras penas Nelson se levanta y camina hacia mí.
Empezamos a caminar en retroceso, Nelson me dice que lo deje ahí y salga lo más pronto que pueda.
Sin dejar de caminar le digo que si para eso me ilusionó,mejor me lo hubiera dicho y lo habría matado antes.
Sonríe y saca fuerzas no se de dónde,y empezamos a correr.
Los soldados ya nos están disparando y otros se han dado cuenta de lo que hemos hecho.
Empiezan a gritar que salgan todos de ahí, pero la explosión ha empezado.
No alcanzo a llegar a la salida,me quedo sorda y puedo sentir como si arena caliente cayera sobre mi espalda.
Solo puedo sentir que estoy siendo arrastrada de uno de mis brazos.
Ya no veo a Nelson,mi vista se nubla y escucho una fuerte explosión.

🔞❌⚠️ Capitulo final.

Despierto y estoy en una cama de hospital,boca abajo,con mi brazo enyesado y no siento mis piernas.

Trato de moverme pero es imposible.
Escucho a alguien decir…parece que despertó.

Giro mi cabeza y veo a Marcos,tiene una cortada enorme en su cara,uno de sus brazos enyesado también y camina con dificultad.

Marcos,donde está Nelson le digo.
Me mira,soba mi cabeza y me dice y está en coma.
Le dieron cinco disparos cuando te traia hacia afuera dice.
Será un milagro si sobrevive.
Tenía costillas rotas y eso le perforó un pulmón.
Recuerdo que los soldados lo golpearon esa noche.

Marcos,cuanto tiempo tengo aquí?
Ocho semanas me dice.
Qué!!!??
Tanto tiempo?
Porque estoy así?
Necesito levantarme le digo.

Azucena,no estás bien.
Tu espalda quedó muy dañada,las esquirlas de la explosión se incrustaron y casi mueres desangrada.
Una de tus piernas estaba completamente destrozada,han tenido que hacer injertos para recuperarla.

Más tarde vendrán a moverte para ver si soportas estar acostada de espalda dice.

Qué sucedió con todo esto Marcos,que se ganó con tanta muerte,que gano yo sí Nelson se muere le digo gritando.

Llegan y me inyectan no sé qué.
Rápidamente me invade un profundo sueño.

Tiempo después…
Me despierta el ruido de una ventana abriéndose.
Abro mis ojos y veo a Marcos de nuevo,ya no tiene el yeso,su cara está solo con una cicatriz, horrible por cierto.

Nena,por fin despiertas!
Trato de levantarme y lo logro, aunque con dificultad.
Marcos,donde está Nelson le digo.
Se hace a un lado y en la cama de atrás está profundamente dormido.
Me da una alegría enorme verlo.

Me dice que pronto saldremos de ahí
Nos iremos a vivir los tres juntos,pues ya no estamos en el país.
Después de la ofensiva,se lograron muchos acuerdos,entre ellos la mayoría propuestos por la guerrilla.
Nos dieron asilo en este país,y nos ayudaron a recuperarnos.

A pesar de todo, siento que no se ganó nada.
Estamos huyendo prácticamente.
Lejos de mí tierra y de mi familia, aunque ya estén muertos.

Se llegó el día que saldremos de aquí.
Nelson está muy recuperado.
Marcos ha llegado por vosotros.
Lamentablemente no volveré a caminar con normalidad,una de mis piernas quedó muy débil y no responde correctamente.
Aún así, Nelson dice que me ve hermosa

Han pasado siete años desde aquella vez que casi muero.

Nelson es el mejor hombre que conocí en ese tiempo,me casé con el.
Es un excelente padre y esposo, tenemos dos pequeños hijos a los cuales no les hablaremos jamás de guerras.
Marcos volvió a sonreír con mis dos hijos.
Les pusimos los nombres de mis hermanos.

A pesar de todo ésto,sigo insistiendo en que esa guerra no tuvo sentido.

Fin…

I8Créditos a su autor tomado de la red